Noticias

VENEZUELA PASA A LA SIGUIENTE RONDA

Prensa LVBP

Rougned Odor anotó la carrera que le dio a Venezuela la ventaja suficiente para llevarse la victoria 4-3 contra Italia, en un squeeze play suicida ejecutado a la perfección por Alcides Escobar, y de esa manera asegurar su clasificación a la siguiente ronda del Clásico Mundial de Beisbol, que se jugará a partir de este martes en San Diego, Estados Unidos.

“Fue una jugada montada desde el dugout. Ya estaba definida antes de que los corredores llegaran a las bases. Así que cuando la pelota estaba en el aire, ya los muchachos sabían lo que tenían que hacer y todo salió a la perfección”, explicó el manager Omar Vizquel, en la rueda de prensa posterior al encuentro.

Con un out en la pizarra, en el inicio del noveno inning, y Escobar al bate, el estratega criollo ordenó el toque, mientras Odor salía a conquistar el plato apenas el zurdo Frailyn Florian iniciaba su movimiento, para ampliar la ventaja de Venezuela 4-2.

Antes, Miguel Cabrera, al segundo pitcheo de Mike DeMark, quien recién había llegado al montículo, conectó un vuelacercas entre center y right field para igualar las acciones 2-2 y despertar a la toletería venezolana, que había sido maniatada por A. J. Morris, abridor italiano.

Inmediatamente, Víctor Martínez negoció boleto y Odor bateó un largo sencillo que se estrelló en la pared del jardín central para impulsar al corredor emergente Yangervis Solarte, que puso a Venezuela arriba 3-2.

“Indudablemente, fue un momento emotivo porque teníamos tiempo sin conectar un batazo fuerte. Miguel despertó a todo el mundo en el dugout y se nos quitaron como 150 kilos de los hombros. Solo me quedaban dos pitchers y Deolis (Guerra) se lanzó tremendo juego. El ‘Kid’ (Francisco Rodríguez) se convirtió en nuestro salvador y todos los demás hicieron el trabajo como es debido para poder estar en la siguiente ronda”, abundó Vizquel.

Italia atacó temprano por lo que en el mismo primer episodio se puso en ventaja de 1-0. John Andreoli abrió la tanda con doblete y fue seguido por sencillo impulsor de Daniel Descalso, ante Omar Bencomo Jr.

Bencomo, quien posiblemente será uno de los peloteros de los que prescindirá el equipo para la siguiente fase, trabajó por 3.0 tramos, tras alcanzar el límite de 65 pitcheos. En ese lapso, el derecho permitió cuatro hits y una carrera, mientras que otorgó par de boletos y abanicó a cinco contrarios.

“En lugar de celebrar la victoria estaba en una reunión con la gerencia para ver a quien íbamos a sustituir. Creo que uno de ellos será Bencomo, ya que no lo vamos a utilizar por los próximos cinco días. Vamos a ver que nos dice él”, agregó Vizquel.

Venezuela, que solo contaba con cinco lanzadores para el encuentro, terminó utilizando a cuatro, ya que los brazos escogidos por el otrora campocorto hicieron el trabajo a la perfección. Uno de ellos fue Guerra, quien solo utilizó 30 lanzamientos para retirar a los 10 hombres que enfrentó.

“Hoy vinimos con la misión bastante difícil. Para muchos era complicado el tema de tener solo cinco pitchers disponibles. Por eso fue importante mantenernos en donde estábamos, nunca rendirnos y estar enfocados. Eso nos ayudó a hacer el trabajo hoy”, apuntó Guerra, que solo permitió un sencillo y ponchó a tres en 2.2 innings.

Morris mantuvo a raya a la toletería criolla con un no hit no run que se extendió hasta el quinto tramo. El serpentinero estadounidense, que cuenta con experiencia en la Liga Venezolana de Beisbol Profesional, apenas otorgó un boleto mientras que golpeó a un contrario y ponchaba a cinco.

“Dicen que nunca es fácil llegar a donde quieres llegar. Siempre el destino lo hace más complicado. Ojalá eso nos dé el aliento para jugar mucho mejor en la siguiente ronda. Italia es un equipo al que no tenían tanto en cuenta y pelearon hasta el final. Todos los equipos están bien establecidos y por eso hay una mejor competencia”, dijo Vizquel.

Con Trey Nielsen en el montículo, quien entró a relevar a Morris, llegó la carrera del empate para la novena criolla, en el sexto inning, en las piernas de Odubel Herrera.

Escobar abrió el episodio con boleto, Herrera llegó a la inicial por error de Descalso en la intermedia y Robinson Chirinos pisó la primera almohadilla en jugada de selección. Seguidamente, Ender Inciarte ligó imparable impulsor.

En el cierre del noveno, Alex Liddi conectó un cuadrangular solitario que puso el encuentro por la mínima (4-3). Sin embargo, la actuación de Rodríguez, quien se llevó el salvamento, acabó con el ataque de los dirigidos por Marco Mazzieri, quienes jamás bajaron los brazos.

Ambos equipos debieron jugar un desafío extra para definir al segundo clasificado del Grupo D, al quedar igualados, tras los primeros tres juegos de la llave.

“Nos quedamos cortos. Aún cuando sabíamos que iba a ser un juego difícil esperábamos poder ganar, así que tengo un trago amargo. (Miguel) Cabrera merece esto. No solo nos lo ha hecho a nosotros, sino que lo viene haciendo desde hace 15 años. Siempre está listo y para mí es un líder”, apuntó Mazzieri, quien había anunciado el final de su carrera como manager de los Azzurri días atrás. “Los muchachos dejaron todo en el terreno. Italia también demostró mucho en el campo, así que debe estar orgulloso de lo que se hizo”.

José Alvarado (1-0) se llevó el lauro del encuentro, mientras que DeMark (0-1), que también cuenta con experiencia en la LVBP, cargó con el revés.