Noticias

LA TRIBU EN LOS CAMPOS DE ENTRENAMIENTOS IV

Prensa Caribes

Este jueves de manera satisfactoria y con balance positivo finalizó el periplo de los ejecutivos aborígenes por los diferentes campos de entrenamientos de las organizaciones que conforman la Liga del Cactus en Arizona.

Las sedes de San Francisco Giants y Arizona Dbacks en Scottsdale, Kansas City Royals y Texas Rangers en Surprise, Chicago White Sox y Los Angeles Dodgers en Glendale y Oakland Athletics en Mesa, fueron los escenarios donde se generaron importantes contactos con directivos y dirigentes de los equipos de MLB, así como jugadores pertenecientes a la novena indígena.

Muy contento por la visita a la sede en Scottsdale de los Gigantes se mostró el bigleaguer Gorkys Hernández. La gerencia de los aborígenes dialogó y observó la práctica de bateo del guardabosque previo al encuentro de pretemporada ante los Cachorros de Chicago.

“Voy a jugar de nuevo con la tribu, cuenten conmigo para la próxima temporada”, indicó Hernández quien debido a la lesión sufrida al final de la pasada campaña en las mayores le impidió participar en la zafra 17-18 de la LVBP.

El jardinero oriental en la pretemporada tiene promedio de .282 con 11 imparables en 39 turnos legales con diez anotadas, tres remolcadas, tres bases estafadas y .384 de OBP. en 17 encuentros.

En Mesa el prometedor lanzador oriental Ángel Duno reveló que le gustaría estar con Caribes desde el primer día. “Este año con el favor de Dios espero debutar con la tribu. Quiero lanzar allá, cerca de mi familia”, fue el deseo que manifestó el joven serpentinero que sumó 121.0 y 140.0 episodios de labor durante 2016 y 2017 con el Beloit y Stockton Ports sucursales clase A de Oakland. Junto a Duno igualmente se prepara para encarar una nueva zafra el joven campocorto Jesús Lage.

Uno de los diez jugadores de los aborígenes que debutaron en la LVBP durante la pasada campaña fue el lanzador derecho José Chacín, quien junto a Gregorio Sequera esperan por la asignación a las sucursales de ligas menores de los Dodgers. “Viví una gran experiencia en Venezuela durante la pasada temporada, aun recuerdo mi debut  enfrentando a los Tigres de Aragua” indicó el joven lanzador Chacín.

En Glendale, complejo de Medias Blancas de Chicago la comitiva aborigen conversó con el joven receptor Daniel González quien espera reportarse temprano a las filas de los indígenas. El cátcher de los patiblancos dejó promedio de .286 en seis encuentros durante la pasada zafra con la tribu, exhibiendo grandes cualidades detrás del home.

En el Surprise Stadium, hogar de entrenamiento de Texas, los dirigentes aborígenes conversaron con los lanzadores Emerson Martínez y Luis López. “Felicito a todos mis compañeros, al cuerpo técnico y directiva por el campeonato alcanzado. No tienen idea de cómo lo ligue y viví a la distancia cada juego. Espero no tener limitaciones y poder acompañar al equipo la próxima temporada”, indicó el pitcher derecho Emerson Martínez quien probablemente inicie la campaña del 2018 en la sucursal doble A de los Rangers.

Muy grato fue el encuentro de la gerencia oriental con el joven jardinero Eduardo Díaz, prospecto número once de la organización Arizona D-Backs. “Aquí estoy trabajando fuerte y esperando por mi asignación”, expresó el guardabosque una vez finalizado el juego de pretemporada ante los Cerveceros de Milwaukee.

Díaz durante el 2017 participó en 57 juegos con el Missoula, filial de novatos de Arizona donde registró promedio de .312 con 77 en 247 turnos, 18 dobles, 5 triples y 7 jonrones además de 44 remolcadas y 58 anotadas. “Todos los reportes que nos llegan de Díaz son muy sobresalientes. Tiene una mezcla de contacto, poder y velocidad, además de alcance y educado brazo custodiando los jardines” explicó el gerente general de los orientales, Samuel Moscatel.

Otro recinto de preparación visitado por los ejecutivos aborígenes fue el de los Reales de Kansas City en Surprise, donde compartieron con el joven lanzador Andrés Sotillet quien se alista para lanzar al menos en la sucursal clase A.

Este viernes los representantes de la tribu regresarán al Estado de la Florida para recorrer localidades como Tampa, Clearwater, Sarasota, Port Charlotte y Fort Myers, en la costa oeste y así culminar con el ciclo de visitas a los escenarios de entrenamientos.