Noticias

BARRIDA EN MARACAIBO

Prensa LVBP

El derecho Daniel Minor se convirtió en el segundo lanzador de la temporada que lanza un blanqueo, para guiar el triunfo de los Caribes de Anzoátegui, 5 por 0, contra Águilas del Zulia, en el primer encuentro de una doble cartelera en el Estadio Luis Aparicio “El Grande” de Maracaibo.

 

Minor (3-1) necesitó 106 envíos, 66 de ellos en strike, para completar los siete innings del partido, en los que aisló cinco hits, mientras que negociaba un boleto y recetaba un ponche. El estadounidense consiguió 11 de sus 21 outs en el cuadro y retiró a 13 de los últimos 14 hombres a los que enfrentó.

 

La ofensiva zuliana apenas dejó a cuatro corredores en circulación y se fue de 4-0 con hombres en posición de anotar.

 

La imponente labor de Minor consiguió respaldo ofensivo de sus compañeros en el tercer inning, gracias a un racimo de tres carreras, que le dio a los indígenas una ventaja que nunca más perderían durante el resto del desafío. Las anotaciones fueron cortesía de sencillos de Niuman Romero, Orlando Arcia y Luis Jiménez.

 

En el cuarto, el encendido Luis Sardiñas sacudió doble para llevar hasta el plato a Tomás Telis, contra el dominicano Logan Durán (5-4), perdedor del encuentro. Sardiñas liga .333 (de 18-6), con siete empujadas en los últimos cinco partidos de Anzoátegui.

 

La última anotación de Caribes, llegó cortesía del noveno jonrón de Willians Astudillo en la séptima entrada. El estacazo superó la pared del jardín izquierdo.

 

Orlando Arcia Willians Astudillo se combinaron para poner fin al duelo de pitcheo, en el que estaban inmersos Caribes de Anzoátegui y Águilas del Zulia, en el segundo encuentro de la doble tanda en Maracaibo. Los orientales vencieron 3-0 a los rapaces para barrer la serie y llegar a 30 victorias que los dejan a un paso de la clasificación. Sólo podrían terminar fuera de los playoffs en un juego extra.

 

Los abridores Wilfredo Ledezma e Isaac Silva protagonizaron una intensa batalla monticular digna de cualquier final de temporada. En cinco y dos tercios, y cinco innings, respectivamente, ninguno permitió carreras, toleraron ambos tan solo dos hits y otorgaron apenas un boleto.

 

Ledezma ponchó a cuatro de los 21 bateadores que enfrentó para dejar su efectividad en 2.89, mientras que Silva abanicó a cinco rivales y disminuyó su elevado promedio de carreras limpias a 5.91. Luego de ellos, ambos relevos funcionaron a la perfección, al menos hasta completar los siete innings reglamentarios.