Noticias

SEIS DÉCADAS DE EMOCIONES Y BUEN BÉISBOL

Prensa Caribes

"A la orilla del mar, bajo de un cielo azúl con su ambiente oriental está Puerto La Cruz. Su preciosa bahía que es una ensoñación invita a deleitarse con su suave brisa en el Paseo Colón", así comienza un galerón, compuesto por el sucrense Alí García, que describe, en forma emotiva, detallada y algo nostálgica, a la ciudad ubicada al norte del estado Anzoátegui.

La referida pieza musical es considerada una especie de himno de la capital del municipio Sotillo, como también un ícono de esa parte del oriente venezolano. Aunque existe un lugar que está al nivel de imagen de dicha canción, uno que con el tiempo ha logrado acumular emociones que bien pudieran invitar a la imaginación de un compositor, escritor o poeta para ser tema de una obra que juegue y aumente su leyenda en suelo anzoatiguense y ¿Por qué no? Fuera de él. Ese sitio no es otro que el estadio Alfonso "Chico" Carrasquel.

A pesar de que "El Paraíso del Béisbol", calificativo otorgado por el periodista Julio Medina, se estrenó como escenario de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional el 19 de octubre de 1991, éste recinto deportivo tiene su historia. Desde mediados de los años cincuenta Indios de Oriente, antigua denominación de Navegantes del Magallanes, usaron como sede alterna el terreno anteriormente conocido como Estadio Municipal de Puerto La Cruz, también lo hizo Orientales, otro nombre que tuvo el conjunto filibustero, quienes fueron los primeros en estrenar el coso portocruzano con la designación de Alfonso "Chico" Carrasquel. Aunque el primer desafío celebrado en el referido escenario un 15 de julio de 1961 fue uno de categoría Doble A, nivel que mandaba en aquellos días por la zona norte del estado Anzoátegui.

"El béisbol doble A era bastante bueno, incluso mejor que el profesional por el gran nivel que se veía, los jóvenes jugaban con el corazón", recuerda Pablo Ruggeri, ex directivo de Caribes de Anzoátegui quién, además, fue figura fundamental en la misión de colocar al "Chico" como sede de los entonces Caribes de Oriente. "Era muy bonito ver cómo el público portocruzano iba al estadio en aquellos días, pero, lamentablemente, no era masivo porque donde respondía la gente en gran forma era en Barcelona, y eso que el MOP (Ministerio de Obras Públicas) de Guanta y el OPS (Obreros de Servicios Portuarios) eran buenos equipos y Jesús Rizales un gran pelotero. A pesar de lo grande del terreno y lo vistoso que era todos se iban, o más bien, se quedaban en Barcelona porque allá el béisbol estaba bien arraigado y, también, por la buena ubicación de su estadio", relató Ruggeri.

El Rafael "Maestro" Coa, también conocido como "Venezuela" es el estadio al que se refiere el otrora vicepresidente de la organización aborigen. Ubicado en pleno corazón de la capital del estado Anzoátegui era -y es todavía- considerado como "templo del béisbol" de esta parte del país por los innumerables desafíos peloteriles de todas las categorías que se celebraron en el referido recinto deportivo, incluso algunos de exhibición entre equipos de la LVBP, credenciales que lo apuntaban como primera en la lista para ser sede de Caribes. Pero dos aspectos fundamentales impidieron para que se cumpliera tal objetivo y que a la postre ayudó superlativamente al "Chico" Carrasquel para su elección como casa de la novena indígena.

El decimonoveno día de octubre de 1991 Caribes se estrenaba ante el público anzoatiguense en un juego oficial de la pelota venezolana. En esa ocasión lo hacía, también, un Alfonso "Chico" Carrasquel completamente remodelado y que de inmediato enamoró tanto a fanáticos como a peloteros. Y para aumentar la leyenda en cuanto a lo especial de dicha jornada los aborígenes se llevaron la victoria por pizarra de 10 x 4 ante Tiburones de La Guaira. Así comenzó la historia de La Tribu y del "Paraíso del Béisbol".